Las playas de Kiev formadas por el río Dnieper (Dnipro para los kievitas) son de arena fina, casi tan blanca y al tacto como las de Huelva. (Lo juro). Las agua tiene un tono rojizo por el material orgánico que el río arrastra, pero están bastante limpias. lo extraño para los acostumbrados al mar es bañarse y notar que se trata de agua dulce.

 En la última imagen pueden verse algunos de los inmensos hoteles flotantes que pueblan el río.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.