Kiev es conocida como “La Ciudad Jardín”. Está plagada de innumerables bulevares, parques, zonas verdes y extensos bosques. Algunas de sus zonas verdes son inmensas y llegan a ser territorio salvaje. El gélido y gris invierno da paso tras una corta primavera a una época de intenso verdor. Para alguien como yo, acostumbrado  donde vivo a una vegetación mucho menos generosa, el verano en Kiev resulta de un tono de lo más llamativo.