Vivimos bajo un mismo cielo aunque divisemos distintos horizontes

Entradas etiquetadas como “Relatos

9 de Mayo – Ecos de la URSS

 .
Firma

.Hace unos días, con motivo de los preparativos del 9 de mayo, día de la victoria de la URSS sobre la alemania nazi,  mirando las web de noticias vínculo a vínculo, internet me acabó llevando a un foro de una de las zonas separatistas ucranianas y leí el comentario de una mujer que decía más o menos: “¿Y qué mal había en la Unión Soviética?  Descanso en sanatorios gratis, helado por 20 kopeks” Yo tuve ganas de preguntarle si se acordaba también de cómo los niños más atrevidos pedían chicles a los extranjeros en los hoteles Intourist. Pero el foro era separatista y mis preguntas numerosas…

Yo nací en los años de la “guerra fría” y la época de Brezhnev me tocó vivirla en la escuela.


Leónidas Brezhnev presidió la URSS desde 1964 a 1982

 

La de la “flor del socialismo” justo después, en el instituto. Conozco bien el mencionado helado “por 20 kopeks”… y también las largas colas para comprarlo.

.

Brezhnev 1Leonid Brezhnev © David Levine

Existían 3 tipos de helado. 28 kopeks el de chocolate con palita, 22 kopeks en vasito de gofre, y 19 kopeks blanco con palita. Cerca de mi escuela había tres kioscos de helados, pero helados no siempre había, y si aparecían, saliendo de la escuela nos decíamos entre amigos “¡oooh, dan helado!” e íbamos a tomar la cola. En aquellos tiempos esa frase era típica y deseada. “Dan…”. O mejor, decíamos “tiran”. “Ayer en la zapatería de la esquina han tirado sandalias húngaras, ¿no sabías?”. Yendo por la calle, alguna vez se podía ver una cantidad enorme de gente que como si fueran a asaltar el alcázar del enemigo, intentaban acceder a alguna tienda. Entonces en ese enjambre se buscaba un rabito que saliese como el de una coma, y te situabas al final de la cola. Preguntabas a los que estaban delante “¿Qué dan?”. Lo normal era que te contestasen “no lo sé”, pero te quedabas tomando la cola porque nunca se sabía…

Tomar la cola

El espectro de posibilidades era muy amplio: de libros a pañales (con nuestra carencia perpetua, en el fondo todo te podía servir). Esperabas que detrás de ti se uniera otro afortunado como tú para pedirle permiso para “ir a averiguar” y empezabas así a penetrar dentro del enjambre. Cuanto más dentro, más presión. A la altura de las cajas con artículos, la densidad llegaba a presión de reacción termonuclear. Para algunos los viajes así terminaban con botones arrancados de su abrigo, pero salían felices con sus cajas. A menudo la ropa y el calzado se compraban sin probar; la atmósfera de presión y alboroto lo hacía imposible. Pero no importaba, cualquier artículo extranjero aunque tú no pudieras meterte dentro, se vendía muy rápido entre tus compañeros de trabajo o en un aseo público en caso extremo.

.

URSS 4

Me acuerdo de los zapatos de mi mamá de tacón muy alto que yo me ponía en secreto cuando ella estaba ausente de casa. Me dirigía al espejo de su dormitorio a contemplarme y sentir cómo se ve el mundo a esa altura. Al final mi mamá no pudo llevar un tacón así, y tomó la decisión de venderlos. Luego me comentó que se los compraron antes de llegar a los aseos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez ya estudiando en el instituto, después de las clases, mi amiga Ludka y yo vimos una cola en la que daban nadie sabía qué, y la tomamos. Cuando se acercaba nuestro turno nos enteramos que eran hilos de coser. Yo no necesitaba hilos de coser, pero después de tomar la cola 2 horas, ¿qué podía hacer? Compré 6 bobinas porque daban solo 6 por persona. Hoy día en mi casa aún se conservan 4 de ellas. Eran colores de poco uso.

Caviar y plátanos

Recuerdo también la primera vez qué probé caviar. Sucedió en la cantina del Operniy Teatr de Kiev. Sí, en aquellos tiempos la gente iba al teatro, te gustase o no. Era normal mostrarse a los demás manteniendo cierto nivel de cultura. Además, era el único sitio accesible para un ciudadano soviético donde podía probar caviar, buenas salchichas y otros manjares. El caviar me gustó y mi papá no paraba de traerme bocaditos. Al final del segundo acto la vendedora le preguntó “¿por qué no le compra una bandeja entera en vez de llevárselos de uno en uno?”

Tengo un amigo español que siempre me pide: “cuenta lo de los plátanos”… Pues cuento.

Era la década de los 80, con la edad de 13 o 14 años mi amiga Yara y yo íbamos en trolebús. Recuerdo que era primavera en Kiev. El nº5 entonces tenía la parada final en metro Universitet, luego daba la vuelta alrededor de San Volodímir y detrás de la catedral daba otra parada, la primera de la ruta de regreso. Habíamos subido al trole en la parada final para ir sentadas porque en la primera de vuelta se colapsaría de gente. Hicimos la vuelta, se llenó el bus (a pesar de nuestra preocupación no hubo mucha gente) y las puertas ya empezaban a cerrarse cuando Yara los vio en una pequeñísima tienda de medio sótano en frente de la parada, … mi amiga gritó como un apache: “plátanos!!”. Yo salté del asiento y me tiré a fuera tras ella. Las puertas casi me pillaron los talones y el trolebús arrancó del sitio, por eso no tuvimos miedo a que nos siguiese la avalancha.

Ya dentro de la tienda revolvimos nuestros bolsillos y conseguimos juntar suficientes kopeks para siete plátanos. Volví a casa con tres plátanos y cara de vencedora (uno comimos por el camino entre las dos). Estaban verdes, pero aún así riquísimos. Mis padres dijeron que madurarían pronto, así que los dejamos solemnemente en el balcón, donde más sol había. Cada día yo iba comprobar cómo estaban, pero mi paciencia se agoto pronto y al cuarto día los comimos como estaban.

Esa fue la primera vez en mi vida que vi plátanos fuera de un libro. Mis primeros plátanos y los únicos hasta la siguiente década tras la caída del socialismo.

.

URSS 13

Noviembre 1990  Moscú, plaza Pushkin.  Primer McDonald’s en la Unión Soviétical..

Por aquel entonces yo estaba en Moscú estudiando mi posgrado y recuerdo las colas que se formaban los primeros meses. Aunque esto no era carencia, era una muestra de lo bien entrenados que estábamos los soviéticos en el noble arte de la espera.

Educación laboral

Me acuerdo de un día que en la escuela nos dejaron después de las clases para hacer limpieza del aula. Trabajos así nos organizaban de vez en cuando… “educación laboral” lo llamaban. Esta vez tocaba lavar ventanas. Antes terminas, antes te vas. La mamá de una chica le pasó un espray (extranjero, como no), especial para lavar cristales. Esta vez trabajábamos todos en silencio, clavando a la chica miradas de envidia bajo la vigilancia inquisidora de la jefa de grupo, la profesora de química (aquella era una de sus alumnas favoritas), y ésta, cuyas mejillas de repente se sonrojaron al terminar su limpieza, recogió y se marchó. Mientras nosotros con palanganas, agua y jabón solo empezábamos a disolver el barro.

Nuestros jóvenes cerebros, aún no contaminados con ideologías se hacían preguntas: ¿por qué es malo vestirse a la moda y con gusto? ¿Por qué es necesario ser como todo el mundo? ¿Por qué no hay nada bueno que comprar? Nos explicaban que nuestro país acababa (30 años??!!!) de salir de una guerra.  Que el oeste “se pudre según el plan” y nosotros construimos comunismo y no podemos caer en el culto al consumo. Que jeans es propaganda y aquí tenemos otros valores…  Pero nosotros no entendíamos por qué esos valores nos exigían rompernos los dedos en aquellas botas tan incómodas, made in URSS.

Jeans

Con 12 años fui al cine con mi amiga Sveta y estando ya en la sala esperando la sesión con las luces aun encendidas, justo delante de nosotras estaba también un grupo de jóvenes. Una chica estaba de pie y se inclinó hacia delante para hablar con alguien de su grupo que estaba sentado en la fila de delante, mostrándonos así su trasero enfundado provocativamente en unos jeans, que además tenía en el bolsillo de atrás (oh, horror!) la bandera estadounidense. El pantalón era bueno y la bandera grande. La sesión tardaba en empezar y mi amiga perdió la paciencia y me dijo en voz baja: “ellos nos quieren echar una bomba encima y esa lleva su bandera”. Sveta no tenía jeans. Yo tampoco. Le conteste simplemente que “si…” y empezó el cine.

 .

URSS 5

Mis primeros jeans lo tuve mucho más tarde y no eran de marca como el de aquella chica. Se llamaba “Delfín”, eran polacos y eran igual que el de mi amiga Yara. Era lo que había. La misma suerte en la compra les tocó a nuestras mamás.

Alexey

Cada semana, los jueves teníamos clase de “politinformación” y era el peor día de la semana porque teníamos que estar en la escuela a las ocho, media hora antes de lo habitual. Teóricamente, cada uno de nosotros tenía que preparar un corto informe, igual que los deberes de casa. Lo del informe era tan normal no prepararlo que nadie pensaba en eso, ni el profesor creía en ello porque después de una pregunta condenada “¿tú tampoco lo has preparado?” y un suspiro, empezaba él a contar sus historias. No puedo jurar que eran políticas, sinceramente, no me acuerdo de ninguna. Pero de un caso sí me acuerdo…

Había un chico, que empezó con nosotros y desde el primer día de clase se mostró como muy buen alumno. Pero pronto lo perdimos… temporalmente. Como decían los rumores, sus padres tenían que ver con el cuerpo diplomático y nuestro Lesha se fue con ellos a Cuba. Volvió unos 5 años después, ya mayor, ya moreno y ya hablando español, todo rodeado de ese aroma de extranjerismo, de frutas y bailes tropicales, diplomacia y no sé qué. Por supuesto todavía era el mejor alumno. Él salió con un discurso ante todas las clases de nuestra escuela en una “regla”. Así se llamaba cuando a todos nos hacían salir una vez cada tres o cuatro semanas a formar en fila en el largo corredor de la escuela. Luego salía la directora y tras unas frases daba la palabra a la jefa de estudios. Delgada, rubia, con los labios siempre apretados y las cejas siempre fruncidas. Cuando empezaba a actuar, sus ojos lanzaban relámpagos destinados a matar a los tiburones del capitalismo, tanto a un Rothschild como a alguien de rango menor, qué decir ya de un penoso alumno al que le nacieron varias dudas en su cabeza.

Esa nombrada “regla” era su tiempo, su momento estelar. Era tan grande su enfado por nuestra poca conciencia que entre sus frases, a pesar de la presencia de tanta gente, se podía oír sólo su furioso respiro y el vuelo de una mosca. Sólo una vez cedió su palabra a otra persona. Y nuestro Alexey… ¿qué dijo? La verdad, no me acuerdo. Ni me importa. No importaba tanto el qué, sino el cómo. Todos rompimos en aplausos. ¿Qué les daban de comer en Cuba?

Tareas

Ya en los últimos años de escuela nos dieron unas libretas y obligaron a memorizarlas. Se llamaba “Las tareas de uniones de juventud”. Era una pequeña libreta, color rojo con el perfil de Lenin en el forro y formato de bolsillo. Cómoda para tenerla siempre consigo y sacarla en cualquier momento para refrescar la memoria con las eternas verdades del joven comunista. Se decía que los primeros komsomoles la llevaban en el bolsillo del pecho, cerca del corazón, regándola así con su sangre komsomolista. Pronto nos reunieron para comprobar qué tal nos iba el aprendizaje. La jefa nos miraba con sus ojos de águila y nos hacía levantar uno por uno, y así el siguiente alumno como el anterior se ponía de color remolacha y balbuceaba en su defensa los motivos de fuerza mayor que no le dejaron aprender…

URSS 6

Pioneros, paso previo a Komsomoles

Recuerdo bien un día. Fuera de la habitación reinaba el mes de mayo, eran los primeros días de verdadero calor. Mucha gente tenía las ventanas abiertas y el aire fragante desperdigaba la primavera por las viviendas. Por eso se entendió bien la explicación de mi amiga Yara, que dijo que no aprendió ese día porque la libreta “se me fue volando”. Y tapando la boca con la mano me susurró “…al váter…” Pero bien, aparte de ideología que no se la creía nadie, no puedo decir que la educación primaria fuese mala. Lo único es que teníamos poca motivación. El estudiar bien al parecer no prometía mucha ventaja en el futuro. La formación ideológica pesaba más que tus conocimientos. Un día mi amiga, señalando a dos gemelas de la clase contigua, me dijo: “¿Ves? Una de ellas estuvo en un campo especial por contar un chiste político”.

Radio y televisión

Los amantes de la Unión Soviética, ¿os acordáis de la televisión de entonces? Por si no, les recuerdo. Aparte de unas 10 películas que siempre gustaban a todos ¿Os acordáis de las interminables sesiones del PCUS?  De las películas de los directores de las fábricas soviéticas, tan nobles y tan conscientes que todo el mundo sabía que no existían en la naturaleza. Las últimas noticias donde todo era “por” y nada era “contra”. De los éxitos de construcción del comunismo que nadie vio…

Y los domingos a las 18.00…ja! Recuerdo el programa aunque fue hace 30 años, “Panorama internacional”. Con esa música y esas imágenes de rascacielos y de carreteras que nunca tendríamos. Y luego en contra de lo mostrado… ¡qué mal se vivía en el capitalismo! Ah, y otro programa, “El club de video viajes”, cuando el presentador, muy agradable, nos contaba sobre sus múltiples viajes. El programa revelaba muchas preguntas de historia y geografía: quién, por qué y cuándo. Pero al soviético se le ocurría solo una: ¿cómo?

Teníamos 3 canales estatales y una radio que reproducía la voz de Brezhnev y música popular. Este aparato tenía un enchufe especial que todavía queda en mi casa, está sin uso y aún conserva los fantasmas del pasado. Parece que si hoy día enchufo allí algo, de repente fluirán los sonidos solemnes y roncos del XXV Congreso del Partido Comunista acompañados con aplausos apasionados.

Telón de Acero 

Una vez al año la cortina de hierro se entreabría oficialmente y presentaba ante nuestras miradas de admiración las “Melodías y ritmos del escenario exterior”. Una vez, en una de esas noches mágicas de la Noche Vieja, después de la parte oficial, después de un poco de canciones soviéticas y un poco de humor controlado; así como a las 2 o 3 de la madrugada conocí a Boney M y ABBA, Gloria Gaynor y un par de otros más. En mi casa había unos cinco discos de esos, cada uno de dos canciones y me encantaba oírlos, pero aun más me encantaban los que escuchaba a medio oído saliendo desde alguna ventana lejana, pequeños tesoros en manos de aquellos agraciados que tenían algún fino contacto en el exterior que les permitía arrastrar hasta sus casas estos artículos tan codiciados desde el otro lado de aquellas fronteras tan inabordables y tan lejanas.

Carencias y veraneos

Aparte de la falta de jeans, la economía soviética a veces daba un rizo y desaparecía de la venta algo tan normal como el jabón o la mayonesa. La gente defendía mortalmente en las colas su derecho a lavarse o a hacer ensaladas. Esto podía durar varios meses y justo cuando cada hogar tenía reservas de mayonesa o jabón para los próximos cinco años o dos o tres guerras nucleares… aparecían de nuevo.

URSS 3

Había tiendas especiales para ciertas categorías de ciudadanos. Para los veteranos de la Gran Guerra Patria y para unos pocos felices que les tocó trabajar fuera del país. Acceder a ellas era imposible para la gran mayoría, y esto hacía que la gran mayoría odiase en silencio a los pocos elegidos. De la misma forma repartían otros bienes, tales como viajes programados y de descanso en los famosos balnearios del mar Negro. El principal problema es que la Unión tenía mucho de país y poco de costa y cada verano, un soviético como miles y miles de otros iguales, empezaban a tomar la cola en sus departamentos, ahogados por conseguir su ansiado billete al sur, donde pasaría las vacaciones con la familia en una especie de palomar.


Balneario ‘Amistad’ en Yalta. Crimea

Una vez ya en la costa recuerdo que uno de nosotros madrugaba e iba a la playa con nuestras toallas a ocupar el sitio para el grupo. Más tarde alguien, a menudo era mi papá, se levantaba de la playa e iba al comedor para tomar la cola. Al cabo de una hora, hora y media, los demás sabíamos que ya podíamos recoger las cosas y unirnos a mi papá porque nuestro turno ya se acercaba. Un soviético estaba acostumbrado a tomar colas. No por ahorrar dinero, porque un viaje a un famoso balneario-sanatorio no valía mucho. El problema era que no había para todos. Esos viajes programados se repartían entre las familias de comunistas del Partido y familias de komsomoles de rango mayor. Entre sus conocidos útiles y sus familiares, y amigos de los familiares de los conocidos, aunque estos fuesen ya inútiles. Por cierto, no sé si le consta a la estimada mujer del foro que la gente así se les llamaba popularmente “Las putas de Obkom” OBKOM: Oblastnoy Komitet. (Comité Regional) del Partido.

 .

URSS 8Yalta. Crimea

Esto de madrugar para tomar colas en el pasado, dejó secuelas hasta hoy día en las costumbres de la gente. Mi amigo cuando viene a Kiev de visita siempre me cuenta que da igual el tiempo que adelante su llegada al aeropuerto para facturar en un vuelo a Ucrania: “Da igual con cuánta antelación factures…  ellos siempre están ahí”.

Yo, con mi bagaje soviético le pregunto a su vez: ¿por qué en España aunque las colas son infinitamente menores se tarda el mismo tiempo que se tardaba en las soviéticas? ¿Tendrá algo que ver que cuando toca el turno, la gente mientras pide cuenta su vida y milagros al vendedor? Antes en Kiev en una situación así uno no sobrevivía ni 15 segundos. Ahora te recordarán desde la cola que “¡aquí se viene a comprar!.

 

II

Imagínese que usted va en un bus. El bus va completo y todos los asientos están ocupados, y en uno de los últimos se ha colocado un gamberro. Además que ya va bebido, de vez en cuando saca de sus bolsas otra botella de alcohol y cuando mueve sus pies, desde abajo se oye el sonido del cristal chocándose, lo que no deja esperanza alguna a que pare. Grita canciones y tacos y huele a resaca. La peor suerte la tiene el que va a su lado y los vecinos de delante, que se vuelven preocupados mirando hacia atrás ¿ellos qué saben? ¿Y si el borrachín les pega un golpe en la cabeza? ponte a discutir con este individuo… Sus gritos se oye por todo el autobús y la gente callada solo espera que salga pronto ¿qué pueden hacer? él compró su billete igual que los demás y tiene el mismo derecho a ir. Se acerca la siguiente parada y todo el pasaje desea que baje, pero el borracho no sale…

 

Propaganda

Si alguien me pregunta si funcionaba la propaganda soviética, mi opinión… es que sí. En particular su principal función como yo lo veo consistía en infundir a un soviético la idea de que la vida es “así”.  Que la libertad es una alegoría artística y que las luchas posibles ya se acabaron con la revolución de octubre. Y si ahora algo no está bien, es solamente un pequeño defecto que se arreglará cuando construyamos finalmente el socialismo.

Es como debe ser. ¿Sabéis lo que pensaba yo de la vida de antes? Que antes de la revolución de octubre la vida era… que no era. Que todo aquello era como si fuese prehistoria. Que vivían tan pobres soportando el yugo capitalista y del zar, sin educación ninguna, muriendo de hambre y frio. Pensaba ¡qué suerte tenía yo al nacer después! La propaganda era tan así que no imaginábamos cómo era eso de salir a la calle a reivindicar lo que fuese.

Era inimaginable que pudiéramos mostrar una protesta a los poderes del país, cuyo gobierno parecía eterno e inderruible. En cambio acudir a un desfile era obligatorio. “Voluntariamente-obligatorio”, como se decía. Si no sales: o represión o sin premios. O lo que hacían con nosotros los estudiantes: los que no aprobaban exámenes, a participar en la manifestación para tener otra oportunidad. Incluso por un “aprobado”. Así nos sucedió el año de Chernóbil. Aunque el desastre ocurrió la noche del 26 de abril, salimos voluntariamente-obligados el 1 de mayo sin saber aún nada de la tragedia.

URSS 11

Kiev años 80. Vista desde la actual plaza Maidan Nezalezhnosti

 .

Chernóbil y el 1 de Mayo del 86

Ese día teníamos que reunirnos temprano en nuestro instituto y esperar las órdenes del encargado, que era uno de nuestros profesores. Aquel día nos juntaron con una columna de obreros de Arsenal, la emblemática fábrica de instrumentos especiales de Kiev. Yo me agarre a la plataforma de una carroza que empujaban los obreros. Una parecida a las que usan en el carnaval de Brasil, pero en vez de chicas semidesnudas bailando samba, nuestra plataforma contenía un papier-mâché de Marx y Lenin, adornado con materiales de tonos rojos. Mis compañeras estudiantes y yo proseguimos hasta un punto en el que nuestro encargado nos perdió de vista. En ese momento, como si escucháramos una orden, nos desenganchamos de la plataforma y desaparecimos como llevadas por el viento. Nadie nos siguió ni nos dijo nada.

El instituto tenía la consigna de presentar a tanta o cuánta gente. Si luego se evaporaban… sobre este asunto el instituto no tenía instrucciones, así que nosotras ya podíamos tener el día a nuestra disposición. Estábamos recién salidas de Jreshchatik, la calle principal de Kiev, por donde seguía corriendo el río rojo con las plataformas de Lenin y de “Paz, Labor, Mayo”… y pensábamos cómo podíamos pasar ese soleado día de “labor”. Yo propuse ir al río, pero mi amiga Tanika soltó un muy decidido “¡no!”. Su padre le dijo la noche anterior que le dijo un amigo suyo, que en su trabajo dijeron que alguien les habían dicho… que en el río Dnipro, aguas arriba, había un escape de algo contaminante.

Esos fueron los primeros toques de información sobre el desastre más grande de Ucrania desde la Guerra. El aviso del amigo del padre no era el único. En días anteriores también pudimos percibir algo inusual. En Kiev de repente no quedó ni un solo bus. Eran días festivos sin que la gente tuviera que ir a sus trabajos.  Aquel año el 1 de mayo cayó en miércoles, con lo cual dos días antes tuvimos fin de semana. Muchos también se fueron al campo, como una compañera de mi mamá… 

El lunes 29 de abril mi mamá al llegar a su trabajo escuchó una historia preocupante. Su compañera Polina y su marido salieron el sábado a pasar dos días en el campo al norte de Kiev en tienda de campaña. Llegaron, pusieron la tienda, sacaron las cosas y cuando llegó la hora de comer se percataron que habían olvidado llevar pan. Entonces cogieron el coche y fueron hacia la carretera, al próximo pueblo. Pero en la carretera vieron algo que les preocupo de verdad… muchos buses, muchos coches, camiones… cientos y cientos de vehículos yendo todos en la misma dirección, fuera de Prypiat, la zona de Chernóbil. El matrimonio no reflexionó mucho, volvieron, recogieron su tienda y a casa. Así que no se puede decir que la noticia nos cayó como un alud. La mayoría ya estábamos preparados para oír algo espantoso, eso sí, seis días después de la catástrofe.

9 de Mayo

Una vez pregunté a mi mamá si alguna vez iba al desfile del 9 de mayo. Me dijo que no, porque el desfile militar era una “fiesta” cerrada para los más destacados, pero a manifestaciones del 1 de mayo sí, porque era obligatorio en su época. Era cuando ella estudiaba en la escuela, porque aunque nació en Gómel, Bielorrusia, su origen está en Sumy, una ciudad pequeña al noreste de Ucrania cerca de la frontera rusa. Dice que le gustaba porque era festivo y porque después del desfile, ya que estaban reunidos todos, iban a pasar el día en compañía de los amigos, mientras imagino sin preguntarle que gritaban “Gloria al PCUS” con el mismo gusto que se reían con sus chistes. La manifestación era en resumen un impulso a pasar el tiempo juntos y alegremente.

URSS 12

Kiev.  Actual Maidan Nezalezhnosti. Al fondo, el hotel Ucrania.

Ya viviendo y trabajando en Kiev, aunque ir a la manifestación era como dije “voluntariamente-obligatorio” la empresa de mi mamá no era una de las que le tocaba mandar a sus trabajadores. A la ciudad le sobraban grandes fábricas para presentar suficiente gente en fiestas así.

Tiempo después la Unión Soviética se disolvió y las grandes fábricas se disolvieron con ella. Unas se privatizaron, otras se convirtieron en centros comerciales; algunas prosperaron y otras solo conservan sus ruinas que todavía puedes encontrar en la capital y más aún en los regiones. Alguna vez paseando por la ciudad, mirando la planta antigua que elaboraba esas enormes piezas para naves espaciales y ahora anima a los visitantes a ver un cine o tomar café, mi mamá suspiraba tristemente. Entonces le preguntaba: “¿te gustaría volver a la Unión Soviética?” Ella guardaba silencio un cierto tiempo, recordando algo dentro de sí; luego me contestaba bajito: “no”.

Mi mamá que soportó de joven el gobierno de Stalin y más tarde el deshielo de Jrushchev, la “cortina de hierro” de Brezhnev y la Perestroika y la Glasnost de Gorbachov, tras el colapso de la URSS también sufrió la hiperinflación postsoviética que convirtió los ahorros de toda su vida en un capital con el que poder comprar una chocolatina. Mi mamá que vio cómo su prometedora pensión de viudedad de ingeniero mayor se convirtió en un mínimo de subsistencia vital, o que la potencia industrial de un país, una de las mayores del mundo, se convertía en una mafia… aun así, respondía con un “no”.

Como mi mamá, los niños de su época al parecer los dejaban vacunados contra la dictadura. Eran inyecciones de un respeto inexplicable para los valores occidentales. Mi mamá no cree en el “buen zar”, tampoco cree en la ayuda exterior. La verdad que no cree en ayudas de ningún tipo. “Europa no nos quiere” son sus palabras de siempre. Es la discusión entre su generación y la mía. Lo único que cambió este  año es que a la pregunta de siempre, ella me contestó: “sí”.

 

…El bus corre por el camino avanzando a su destino. Anochece, los pasajeros intentan dormir cada uno como puede, unos tapándose los oídos, otros se envuelven en sus abrigos. El chofer saca un termo y da un buen trago de café.  Sólo el borracho sigue gritando sus canciones. Está muy feliz.


CRIMEA. De Sevastopol a Feodosia.

Cabo Fiolent, al sur de Sevastopol

.

20.02.2013 – Actualización de la página

.

Logo Ir a la pagina

.

 Los grandes escritores son los que logran condensar y transmitir tantas  sensaciones en tan pocas palabras.

Feodor Dostoyevsky  escribió:   “Hay esquinas en el mundo que son muy hermosas y al visitarlas producen un sentimiento de alegría que nos hace sentir llenos de vida. Cada persona que ha visitado Crimea trae a su memoria  su pasado y una luz de tristeza y nostalgia evoca recuerdos de niño con la esperanza de visitar su tierra serena otra vez.”

                                                 

                                              Reserva Natural de sabinas milenarias – Novyi Svet –

Panoramio. Crimea

Panoramio. Mis fotos de Crimea

 Fue en 2006 cuando visité Crimea por primera vez. Una serie de circunstancias hizo posible que un destino lejano e incierto llamase a mi puerta. No pasa ninguna ocasión desde entonces en la que no agradezca mi decisión de acudir a aquella llamada… 

LOGO Sigue leyendo

 


KIEV – El Puente de los Enamorados

.

Hoy 14 de febrero, felicidades a todos los que encuentran su destino compartido

.

El sendero que discurre  a lo largo del parque Khreschatik guarda una agradable sorpresa. Antes de llegar a la trasera del mítico estadio de fútbol del Dynamo de Kiev (nunca he visto un estadio ubicado en tan bello lugar) se encuentra un pequeño puente peatonal destinado a salvar la garganta por la que discurre la bajada de Petrivska que conduce a las orillas del río Dniéper y comunicar así con el siguiente parque donde se encuentra el bello palacio Mariinsky.

KIEV - Puente de los enamorados 2

Este bello puente fue diseñado por el ingeniero E. Paton en 1910 y puesto en servicio en 1912. A lo largo del tiempo ha recibido numerosos nombres por los habitantes de Kiev: El pequeño puente Paton (en referencia a su otro gran puente que cruza el río), el puente del diablo, por su aparente fragilidad y altura sobre la calle además de un desconcertante movimiento de flectado al cruzarlo, el puente del beso, o mayoritariamente conocido como el puente de los enamorados.

regionews.ua

regionews.ua

El puente sufrió los avatares de la Revolución de 1917, quedando inservible al ser usada la madera de la plataforma como leña, quedando el esqueleto metálico como único recuerdo, siendo posteriormente reforzado con acero según los cálculos dirigidos de nuevo por E.Paton. En 1983 se decide reconstruir el puente, enviando la estructura original al complejo de museos Pereyaslav-Khmelnitsky.

Puente enamorados 3Vistas desde el puente de la calle Petrivska 

Por último, a principios de los años 90 el puente se convierte en el símbolo de un movimiento muy singular originado tras la publicación en 1992 de la novela A tres metros sobre le cielo del escritor Federico Moccia. Es entonces cuando jóvenes parejas de enamorados de la ciudad se dan cita en este puente llevando consigo unos candados destinados a  cerrarlos sobre las barandillas entrelazados  entre sí a modo de promesa.

KIEV - Puente de los enamorados 3

Hace poco el ayuntamiento tuvo que tomar la polémica medida de eliminarlos ya que era tal el número de candados acumulados a lo largo de estos años que ponía en peligro la fiabilidad del puente por el peso extra que soportaba llevando al límite los cálculos del diseño.

KIEV - Puente de los enamorados 1

.

.

Otras imágenes del puente:

proshkolu.ru

proshkolu.ru

econet.ru

econet.ru

roza.ru

roza.ru

.

.

Puedes ver más imágenes en:

rudolfjames.blogspot.com.es

El mismo movimiento a mucha mayor escala en el puente de Colonia:

skripak.kiev.ua

.

Localización del puente

Usa los controles de Google Maps

.

.


CRIMEA – El arrecife fósil más grande de Europa

.

El Monte Sokol

Crimea, elegida para este año 2013 como primer destino recomendado por National Geographic es un crisol de naturaleza escondiendo innumerables sorpresas de todo tipo. Una de ellas es el arrecife fósil más grande de Europa: el monte Sokol.

En la encantadora aldea de Novyi Svet (Nuevo Mundo) muy cerca de la turística Sudak, a orillas del Mar Negro se alza el monte Sokol con sus 474 m. de altura. Esta medida no sería relevante si no tuviéramos en cuenta el origen del material que lo conforma.

Monte Sokol 01

Monte Sokol desde la bahía de Novyi Svet

No se trata de una formación geológica común sino el producto de la fosilización de un descomunal arrecife de esponjas y corales de más de 140 millones de años formado según los científicos en la era Mesozoica a principios del Periodo Cretácico en el fondo de lo que se conoce como Mar de Tetis. Actualmente el Mar Negro, Caspio y Aral son vestigios  de aquel antiguo mar.

.

Mar de TetisMar de Tetis

La silueta del monte Sokol vista desde el otro monte de Novyi Svet, el Koba-Kaya (monte Águila) de mismo origen coralino y situado al otro lado de la bahía, recuerda a un halcón posado desplegando las alas, de ahí el nombre de este ave en ruso: Sokol, aunque ya los antiguos tártaros de Crimea lo llamaron Kush-Kai que significa roca-pájaro. En tiempos del imperio romano era conocido como monte Senator.

La naturaleza del material de este monte origina un bello fenómeno al cambiar de tonalidad según la posición del sol a lo largo del día pasando de un gris calcáreo al violeta o anaranjado al atardecer.

.

Monte Sokol 05

Monte Sokol 06

.

 Su peculiar orografía lo convierte en atracción tanto de turistas como de expertos escaladores, ya que puede subirse hasta la cima con relativa facilidad por el lado norte y este,  en cambio muestra en su cara sur una pared lisa y casi vertical que la convierte en un ruta de escalada reservada solo a los expertos …

LOGO Sigue leyendo

.

.


ODESA – La Perla del Mar Negro

.
 18  enero  2013
 Actualización de la página
.

Por su situación y población Odesa constituye la quinta mayor ciudad de Ucrania, la ciudad comercial más importante del país y la mayor ciudad de las costas del mar Negro.

El estilo arquitectónico de Odesa, influido por el francés y el italiano, da un aire mediterráneo a la ciudad que a menudo es denominada como la Perla del Mar Negro.

La ciudad y el puerto de Odesa se fundaron oficialmente en 1794, por un decreto de la Emperatriz Catalina la Grande como la principal puerta marítima del sur de Imperio ruso. La iniciativa fue del español (y contralmirante de la Armada rusa) conde José de Ribas que dirigió la construcción de la ciudad, de la fortaleza y del puerto, diseñados por el ingeniero holandés Franz de Volán

.
.

Fundador Jose de Ribas

  El Español José de Ribas. Fundador de Odesa.
 

El nombre elegido para la ciudad fue el de la antigua colonia griega de Odessos (Οδησσός) cerca de la legendaria región habitada por las mitológicas amazonas, y en 1795, la emperatriz cambió el género al femenino Odessa, en ucraniano: Odesa.

 

 

.


KIEV. Eurocopa 2012. Estadio Olímpico

 Nuevas fotos del Estadio. Junio 2012:

.

KIEV. A una semana de estar más cerca de Europa

Kiev se vuelca con la Euro 2012

A falta de una semana para que comience la Euro-2012, Kiev se vuelca con este evento. Avenidas, transportes, carteles, escaparates, cadenas de televisión, programas especiales…  Todo hace no poder olvidar que pronto Kiev, como otras ciudades de Ucrania se asomará a Europa y al resto del mundo con una carta de presentación única debido al foco de atención que genera este deporte.

La imagen, tomada hace un par de días en un escaparate que encontré en una céntrica avenida, refleja las dos primeras posiciones alcanzadas por España y Alemania en el pasado Europeo, y como alegoría, la selección de Ucrania a la caza del título.

Espero como otros muchos, que independientemente del tema deportivo, esta Eurocopa sirva para seguir acercando a Ucrania al terreno europeo y de una vez pueda sacudirse la omnipresente influencia de su “hermano mayor”.

La sombra del Kremlin es siempre muy alargada. Esperemos que los focos del Estadio Olímpico de Kiev logren disolver este velo de oscuridad más allá de la Final; la noche del  30 de Junio.

 

El 9 de Octubre de 2011 se inauguró el estadio Olimpiyskiy de Kiev, donde se jugará la próxima final de la Eurocopa  2012. Exhibición pirotécnica y actuación de Shakira para celebrarlo con algunos ingredientes extradeportivos añadidos: los inevitables abucheos al presidente de la nación Viktor Yanukovich, las protestas del ya conocido grupo de feministas por hacerlo siempre semidesnudas  y hasta un pequeño incendio en el voladizo con desalojo incluido sin daños importantes.
Tres  años de obras después, el estadio olímpico de Kiev está preparado para acoger a las selecciones de fútbol de la UEFA Euro 2012. Cuenta con 68.000 localidades sentadas y dos pantallas gigantes, además de todo tipo de servicios y un centro de prensa para 1.500 profesionales.  La final en el Olimpiyskiy de Kiev será el 1 de julio de 2012.
La reconstrucción actual desde el comienzo fue una tarea difícil para los proyectores y contratistas. Alrededor del estadio estaban ubicados muchos edificios, por lo que faltaba espacio para las maniobras de construcción. Así se puede decir que el Estadio Olímpico de Kiev fue levantado desde cero tomando como base el esqueleto existente. Después de la modificación, el estadio luce una fachada de cristal y todas instalaciones electrónicas necesarias para un estadio moderno así como un techo de membrana que cubre el 100% de las localidades. Situado en el centro de la ciudad será fácilmente accesible a los aficionados.   …Sigue leyendo
 NSK Olimpiyskiy
Usa los comandos de Google Maps 

Secuencia de la remodelación

 

Cámara web Kyiv - Europa, Ucrania, Kiev

Kiev webcam

Imágenes del estadio en directo

.

as.com

Calendario   © as.com

Para ver la historia  del estadio, imágenes y vídeos de la construcción, medios de transporte y otros enlaces  → sigue leyendo
.

CRIMEA. Amenaza de bomba en tren Simferopol-Kiev

Lo que parecía un regreso tranquilo a la vuelta de unos días en las playas de Crimea, se convirtió por unas horas en una tensa espera.

 

La estación de tren se Simferopol, capital de Crimea, se convirtió la tarde del miércoles en un pequeño caos debido a una amenaza de bomba anunciada minutos antes de salir nuestro tren con destino a Kiev. 

Pasaban 5 minutos de las 18.06, hora prevista para la salida de nuestro tren con destino a Kiev cuando apareció la revisora de nuestro vagón, con su teléfono móvil incrustado en la oreja y la cara crispada mientras nos gritaba que saliéramos todos al andén con todo nuestro equipaje mientras corría pasillo adelante intentando repetir las siguientes instrucciones que a su vez le daban a ella, imagino que desde el centro de mando de la estación.

La salida al andén fue ordenada y sin ataques de pánico. Una vez que todos estábamos fuera de los vagones, las revisoras bajaron una vez comprobado que no quedaba nadie dentro y se apostaron como estatuas en sus respectivas puertas , eso sí, con las caritas desencajadas y sosteniendo el teléfono móvil lo más pegado posible al oído, recordando con esta postura a un saludo militar sin descanso.

 …Pero, y ahora …qué?. 

 Es que a nadie se le pasaba por la cabeza que estar parados en el andén era si cabe más peligroso que quedarse dentro de los vagones?. Por lo menos en caso de explosión, salvo el vagón que contuviera la hipotética bomba, los demás servirían de freno a la onda expansiva, pero el estar todos nosotros en aquel acerado clavados como palos en mitad del campo se me antojaba como el que espera parado en mitad de la sabana a que pase una manada de leones. Si hay que evacuar, se evacúa, pero no valen medias tintas.

Le dije a Kira que hablase con la revisora y que le trasmitiese esta preocupación. La contestación fue un triste eco soviético de épocas pasadas: …”Esperamos instrucciones”.

…Esperamos… instrucciones??   Bien, pensé, pues por mí, sigue esperando cuanto quieras a que lleguen nuevas instrucciones, porque ahora mismo nos largamos a paso de tambor a un lugar más seguro que esta improvisada y macabra pista de bolos. Lo malo es que nuestro vagón era el Nº1 y la escalera subterránea que comunica los andenes estaba a 18 vagones de distancia, esto es más de 300m.  Un tenso paseíto nos quedaba por delante. Cuando nos quedaba unos 50m para la escalera llegó la orden de que todos los pasajeros abandonaran el andén y se dirigiesen por la escalera subterránea hacia la sala de espera de la estación. …Vaya! …parece que alguien, 15 minutos después de la primera orden de evacuación de los vagones se ha dado cuenta de repente que el desprotegido andén donde nos encontrábamos más de 800 personas no era sitio para discutir y esperar a ver si la amenaza de bomba era o no verdadera.

Llegamos a la sala de espera y nos fuimos sentando todos con nuestros equipajes. Al cabo de unos minutos nos comunicaron por megafonía que no abandonásemos la sala hasta nuevas instrucciones. Unos 20 minutos más tarde estábamos viendo nuestra propia noticia a través de una pantalla de la sala destinada a entretener al público en las esperas y que en ese momento estaba sintonizada con el canal de noticias de Simferopol.

Nos llegaron noticias aisladas de que desengancharon medio tren para su revisión y más tarde el otro medio. Apareció un coche de bomberos, artificieros de algún cuerpo especializado y un grupo de sanitarios que con sus batas verdes y blancas se unían al resto de pasajeros como curiosos espectadores de lo que estaba sucediendo. Por supuesto un batallón de peridistas desembarcaron en los andenes intentando conseguir la mejor de las imágenes para sus respectivos periódicos y cadenas de televisión.

Al cabo de una hora salí a echar un vistazo. Todo estaba tranquilo y la gente hablaba en voz baja de sus cosas, esperando que se aclarara la situación.

Vídeo que tomé durante la evacuación de un tren de cercanías que llegó a las 19.30

Y pienso, …era inevitable que trenes posteriores tuvieran que llegar hasta la misma estación donde estaban procediendo en esos momentos al registro de explosivos?. No podían por seguridad parar a una cierta distancia de la estación?

Dos horas después del primer aviso de desalojo se nos comunicó que volviésemos a los vagones, cosa que todo el mundo hizo de forma tranquila y ordenada. Yo, como imagino que más de uno, iba pensando qué tal de entrenados estarían los perros de por aquí empleados en la detección de explosivos.

Como suele normal en estos casos la amenaza no pasó de ser más que eso, y más en días tan especiales como es el 9 de mayo, día en el que los ex-soviéticos conmemoran el día de la victoria y el final de la Gran Guerra Patria, día que aprovechan más de un descentrado para reivindicar tal o cual cosa, o intentar ser el centro de atención por unas horas.

Pero aun intuyendo que las posibilidades de que la amenaza de bomba fuese cierta no eran elevadas, no pude evitar por unos momentos recordar las imágenes de Madrid durante el trágico atentado del 11M, y pensar que los protocolos de evacuación en estos casos son de una  importancia capital, y que a veces estos protocolos pueden marcar la diferencia entre un incidente trágico y una catástrofe a nivel de vidas humanas.

Mi billete del tren. Recuerdo de una mala tarde

Finalmente comentar que las noticias del día siguiente tanto en tv, como en prensa apenas se hacen eco de lo sucedido la tarde del 9 de mayo en la estación de trenes de Simferopol, capital de la República Autónoma de Crimea. Imagino que ahora que empieza el europeo de fútbol en estas tierras no es una buena imagen para divulgar, y mejor que todo quede como una broma pesada de algún loco desquiciado con aires de protagonismo.

Aunque la versión oficial sea esta, nunca, como en otros muchos casos sabremos lo realmente sucedido.

Algunas de las las imágenes que tomé aquella tarde:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.


KIEV. La ciudad de las cúpulas doradas

Nada mejor en verano que un día de tormenta para poder admirar las cúpulas doradas de San Miguel y Santa Sofía en contraste con el oscuro cielo. Pierdo la cuenta de las veces que las he fotografiado, pero no me canso de visitar estas mágicas catedrales. Es siempre como el primer día.

KIEV - Santa Sofía

KIEV – Santa Sofía

San Mikhailovsky

San Mikhailovsky

Las cúpulas de las iglesias ortodoxas son una herencia arquitectónica del Imperio bizantino. Coronadas con una cruz simbolizan la conexión entre la tierra y el cielo. Su silueta conocida popularmente como de “cebolla”  representa  la llama de una vela.

 

Logo Sigue leyendo

Lavra. Catedral de la Dormición

Iglesia de la Natividad

KIEV - San Mikhailovaskyi

KIEV – San Mikhailovskyi

Catedral de la Dormición y Refectorio Santos Antonio y Teodosio

Catedral de la Dormición y Refectorio Santos Antonio y Teodosio

Templo Nikolsky

Templo Nikolsky

.

Significado de las cúpulas y las cruces ortodoxas 

Logo Ir a la pagina 2

 

.


KIEV. Museo de Aviación

Como ya apuntaba en otra entrada anterior:  Museo de Arquitectura Popular,  La ciudad de Kiev ofrece múltiples alternativas en los meses fuera del duro periodo invernal. En este caso se trata de una visita a otro de sus museos al aire libre; el Nacional de Aviación.

 

Al sur de la ciudad se haya el Museo Nacional de Aviación, inaugurado en mayo de 2003. Se trata del museo más grande de Ucrania dedicado a la técnica, abarcando unas 20 hectáreas colindantes con el aeropuerto de Zhuliany, en el territorio de la antigua UTAB: Base de Formación y Mantenimiento de Aeronaves, posteriormente KIIGA: Kiev Instituto de Aviación Civil, y ahora NAU: Universidad Nacional de Aviación.

El museo dispone de más de 70 aparatos a partir del período soviético entre helicópteros, aviones de caza, de instrucción y de pasajeros que se incluyen en las colecciones de Tupolev, Yakovlev, Ilyushin, Antonov, Sukhoi, Mikoyan/Gurevich, Kamov, Mil y Berev.  

Museo de Aviación

El museo abre de miércoles a domingo con un horario de abril a octubre de 10h a 19h,  y de 10h a 17h de noviembre a marzo. El precio de la entrada es aproximadamente 1’5 €. La entrada es gratuita hasta los 7 años.  Si quieres hacer fotografías o videos tendrás que pagar un plus de 0,5 ó 1 € respectivamente.  También existe la posibilidad de contratar una visita guiada para grupos de no más de 20 personas por unos 10 €. 

Entrada

Entrada al museo

Para poder acceder al museo en transporte público lo mejor es coger cualquiera de las múltiples líneas que llegan hasta la plaza Sevastopol (Sevastopolʹsʹkiy ploshchi) y desde allí,  el autobús 220 que es el único que te llevará hasta el museo en su parada final, por lo que será la misma línea que te traslade de vuelta a la plaza.

Consulta el mapa y otros planos del museo  en la página de este blog  →  Kiev. museo nacional de aviación

El museo presenta una serie de colecciones a través de sus diseñadores y fabricantes más importantes. Seguro que te suenan los nombres de Oleg Antonov, el patriarca de los aviones soviéticos y diseñador del avión de carga más grande del mundo. Alexander Yakovlev, polifacético diseñador de todo tipo de aviones. De combate  y de carga durante la II GM, así como bombarderos supersónicos, aviones de pasajeros e incluso modelos de acrobacia. Igor Sikorsky, famoso por diseñar el primer helicóptero fabricado en cadena y sus posteriores diseños que llevan su nombre, únicos en el mundo por su poder de izado de cargas, además de ser el primero en construir un avión de cuatro motores. Mikoyan y Gurevich  recordados por sus temidos aviones de combate MiG o Sergei Korolev, el ingeniero de cohetes que rivalizaba con Von Braun en la carrera espacial para llevar un hombre a la Luna…

… [sigue leyendo]

Sukhoi Su-17UM3

Mil Mi-26

MiG 29

Tupolev Tu-142MZ

 Para hacerte una idea del tamaño, fíjate en los dos visitantes que aparecen bajo el avión

Mucha más información e imágenes en la página de este blog     →    KIEV. Museo Nacional de Aviación    

.


KIEV. El crudo y resbaladizo invierno.

CRUDO

Como ya dije en una entrada anterior:  La Plaza MaidanKiev es una ciudad de temperaturas extremas. De invierno a verano pueden llegar a registrarse diferencia de más de 60º.

 En estos primeros días de febrero sus habitantes están sufriendo uno de estos extremos ya que el mercurio se ha desplomado hasta los -28º, aunque parece que poco a poco  lo peor ya está pasansdo.

 A partir de -15º los niños dejan de asistir a los colegios y pasando de -20º el aire extremadamente frío puede afectar  a pulmones y bronquios en una exposición prolongada a tan baja temperatura, dando lugar a una sensación de quemazón interior.

Como dicen por allí:   “Algunos días en invierno usamos los frigoríficos para calentarnos” .

Temperaturas en Kiev

 RESBALADIZO

EL invierno de 2010 no fue particularmente frío, pero las Elecciones Generales a la Presidencia de Ucrania cuya primera votación era el 17 de enero hizo que parte de los recursos económicos de la ciudad se empleasen en este evento, por lo que algunos servicios públicos quedaron mimimizados, como fue el mantenimiento y limpieza de las calles en cuanto a la retirada de hielo se refiere.

Esto hizo que la capital se convirtiese en una gigantesca pista de patinaje donde el solo hecho de salir a la vuelta de la esquina se convertía en una aventura con final incierto.

 

Como resumen de aquella situación bien vale  la primera frase del artículo firmado por Manuel Utrilla y publicado en El Mundo.es   Kiev y la democracia sobre hielo. :

“Si la democracia se demuestra andando, los ucranianos tienen un serio problema”.

Extracto del artículo publicado el 7 de febrero de 2010 en El mundo-es:

Caminar por según qué calles de Kiev es un deporte de alto riesgo para el ciudadano de a pie, que transita estos días de puntillas sobre las placas de hielo que se pegan a las aceras como enormes sanguijuelas prehistóricas.

Transitar por determinadas calles, donde el hielo se fosiliza en grumos pedregosos, es lo más parecido a ir pisando cocodrilos. No queda un centímetro liso. La superficie es rocosa como cráter lunar pero con la carga añadida de la gravedad.

En Kiev nadie se rompe la cabeza pensando en quien votar, sino acudiendo a votar. Los aspirantes a ocupar el trono de Ucrania, Viktor Yanukovich y Yulia Timoshenko, piden a sus electores desencantados que miren al horizonte, al nuevo proyecto de futuro que proponen más allá del ocaso naranja. Sin embargo, los votantes están demasiado ocupados clavando la vista en el suelo helado como para mirar al frente.

Para romper el hielo del votante, los políticos deberían empezar por quebrar el que cubre las aceras…                   … Las jubiladas demuestran gran destreza en el desplazamiento sobre hielo (han sobrevivido a etapas históricas más desequilibrantes), mientras que algunas mozas intentan en vano usar su tacones de aguja a guisa de piolet.

Estos deslices sobre hielo son incluso más peligrosos que los del prorruso Yanukovich que en plena campaña llamó al autor ruso Chejov “gran poeta ucraniano” y se refirió a los habitantes de Lvov (Oeste) como “los mejores genocidas del país”,  cuando quiso decir “genofondo” (reserva genética de la nación).

El hielo es una metáfora transparente de la inestabilidad política que atraviesa Ucrania, que en los últimos cinco años no ha sabido caminar con los pies en el suelo, desde que los artífices de la Revolución Naranja, el presidente saliente Viktor Yushchenko y Timoshenko se declararon la guerra.                  … Caminar con prisas sobre hielo resulta tan desesperante como intentar cruzar a la carrera un campo de minas señalizado.

…El traspié sobre empedrado milenario de Kiev debería ser contemplado como disciplina olímpica de invierno.

Manuel Utrilla  

Ver el artículo completo en:  El Mundo.es

.

Marca cualquier imagen para ver la presentación:

.


HOLODOMOR – 78º Aniversario

“Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”

Jorge Ruiz de Santayana. Escritor y filósofo
Cada año, el cuarto sábado de noviembre se conmemora la terrible hambruna que asoló Ucrania en 1932.  Siete millones de personas, la mayoría niños sucumbieron a una de las más grandes atrocidades perpetradas por el ser humano.
Si bien el mundo es ahora plenamente consciente del Holocausto judío en Europa por los nazis, el Holodomor ucraniano ocurrido solo ocho años antes ha sido sistemáticamente silenciado o ignorado por las autoridades soviéticas de entonces y observadores ingenuos o partidistas,  mal considerados independientes.       

Extracto del documental   “Staline. Le tyran rouge”  de Mathieu Schwartz y Serge de Sampigny 

En 1932, el líder soviético Josef Stalin decidió forzar a millones de agricultores independientes (los llamados kulaks) a que adoptaran la agricultura soviética colectivizada, y con ello aplastar el creciente espíritu nacionalista de Ucrania. Ante la resistencia a la colectivización, Stalin, desató el terror y envió veinticinco mil jóvenes fanáticos militantes del partido en Moscú para forzar a diez millones de campesinos ucranianos a que se organizaran en granjas colectivas. Unidades de la policía secreta de la OGPU (Directorio Político Unificado del Estado), posterior NKVD, ambas proveniente de la antigua y temida CHEKA comenzaron las ejecuciones selectivas de los obstinados agricultores.  
 
.

KIEV. La Bajada de Andreevskiy

La bajada de  Andreevskiy  es la calle de los pintores , tenderetes de artesanía local  y toda clase de artículos y recuerdos enfocado en su mayoría al turismo. Es un pequeño Montmartre de París. Aquí radican algunas galerías de arte, estudio de pintores y es sede de cuatro museos. El mejor lugar para llevar recuerdos de Kiev y el peor si lo que buscas es artículos genuinos de la época soviética. Sí, son genuinos muchos de ellos, pero te costará más del doble incluso triple que en cualquier otro mercadillo  o rastro de los muchos que se encuentran apartados del centro de la ciudad.
La proximidad de la bajada es anunciada en la calle anterior, Volodimirskaya en la que empiezan a aparecer las primeras muestras de lienzos y pinturas descansando en atriles sobre el acerado o apoyadas en las fachadas de forma improvisada.
Esta calle fue la primera en conectar la ciudad alta con el barrio de Podil o ciudad baja, zona portuaria del Dniéper, y está dominada en todo momento por la un tanto extravagante Iglesia de Andreevskiy mandada construir por la reina Elisabeta Petrovna para su posterior boda.
La bajada de Andreevskiy es una de las calles más queridas por los kievitas, y últimamente es centro de polémica por el rumor de desalojo de las viviendas y total remodelación de edificios, en lo que se entiende que sería el final de este viejo y querido mercado de arte.
La salvaje especulación inmobiliaria actualmente en Kiev no tiene medida. Los constantes atropellos urbanísticos con el consecuente impacto ambiental y visual amenaza con destruir la armonía que tantos años ha costado conseguir. La bajada Andreevskiy es una muestra de lo que está por venir si nadie pone freno a esta locura, pero más triste es pensar que es un insignificante ejemplo en comparación con las barbaridades que ya se están ejecutando en otras partes de la ciudad… Pero esto es tema sobrado para  otro día. Hoy mejor nos quedamos con  el recuerdo de lo que por ahora es el rincón más pintoresco  de la ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


KIEV. Museo de Arquitectura Popular.

Si quieres pasar un inolvidable día de campo en esta gran ciudad, es perfectamente posible. Se trata de otro de los tesoros que nos brinda Kiev. Uno de los parajes que no hay que dejar de visitar aprovechando cualquier día soleado: El Museo de Arquitectura Popular de Ucrania. (Pirogovo).
En este museo al aire libre está representada la arquitectura rural de las diferentes regiones históricas de Ucrania. Este complejo arquitectónico y paisajístico se encuentra al sur de la ciudad muy cerca del  bosque Golosievsky, y en sus 150 Ha. se encuentran concentradas más de 300 muestras de la arquitectura popular comprendida entre los siglos XVI a principios del XX, así como escuelas de pintura tradicional, de herrería, alfarería y mimbre. Pudiendo adquirir sus artículos como recuerdo de la visita en el interior de las propias casas-museo.

Pirogovo

 Una vez pagada la entrada, 20 Grivnias, (unos 2 €), dentro del parque eres libre de andar por caminos, bosques y prados. Entrar y salir en cualquiera de sus casas-museo, jardines,  iglesias rurales, graneros, molinos, corrales y un sinfín de edificaciones. Los interiores de las casas y graneros muestran al detalle exposiciones etnográficas con el mobiliario y utensilios cotidianos  de la época, y a disposición de cualquier visitante se encuentra una escuela de equitación, tiros de caballos y paseos ecuestres, así como tres restaurantes de cocina tradicional.
Los fines de semana es posible asistir a los oficios religiosos ortodoxo, así como celebraciones nupciales, bautismos y misas de réquiem en las iglesias rurales del parque así como misas greco-católicas en la iglesia del Manto de la Virgen.
Este espacio natural es un verdadero regalo para los sentidos y un breve descanso para mente y espíritu. Merece la pena detener el tiempo por un día y dejarse llevar por el ritmo pausado pero intenso que marca  la naturaleza en este magnífico paraje.

Sigue leyendo.

.


KIEV. Plaza Maidan. Epicentro de la Revolución Naranja.

Después de una larga caminata por Petrivka (Esto es, día de compras en mercadillo y grandes superficies como el hipermercado Ашан (Ashan, Alcampo en España), nada mejor que terminar en esta plaza, refrescar los pies y sentirse con nuevos deseos de seguir la caminata.

Parece impensable que entre estas imágenes y cualquiera  que tomemos en enero-febrero puede haber 60º de diferencia. Desde +35º hasta poder desplomarse a -25ª. (Y eso que el verano pasado llegaron a 42º y se conocen inviernos de -33º). …Esto sí es clima extremo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La plaza (maidan) Nezalezhnosti marca el centro y a la vez el pulso junto con la avenida Khreshatik de la ciudad de Kiev, siendo en el otoño de 2004 el epicentro de la llamada “Revolución Naranja”. Decenas de miles de ciudadanos se manifestaron durante semanas para pedir  la repetición de elecciones generales al ser estas burdamente manipuladas por el partido pro-ruso en el poder. Conseguido el objetivo, el país dió un vuelco en las segundas votaciones.  

Fué el inicio de la “Esperanza “Europea”, presidida por Viktor Yushenko, (si recuerdas, víctima de atentado por envenenamiento, descubierto a tiempo) y liderada por la carismática y posterior primera ministra Julia Timoshenko, verdadero motor del cambio. Las diferencias políticas y de actuación entre ambos dió al traste con el cambio, desgastando y debilitando lo que para muchos fue la oportunidad perdida de mirar a Europa.

 Hoy día Victor Yushenko anda desaparecido de la vida política y Julia Timoshenko es triste portada de actualidad por la farsa de juicio a la que se ve actualmente sometida acusada de desvío de fondos públicos. (Ver más en mi Facebook)


CRIMEA. De Sevastopol a Feodosia; algo de historia

Bakhchisarai

El nombre de Crimea procede de Cimeria: País de los cimerios. Colonizada por griegos en el s. VI a.C. pasó a dominio romano desde el s. I a. C. hasta el año 250 de nuestra era en que los Godos se hacen con el control y fundan el reino de Gotnia. Durante los siguientes mil años Crimea sufre toda clase de invasiones por parte de tribus, etnias y colectivos como la de los hunos, jázaros, alanos, cristianos varegos y comerciantes genoveses. En 1475 el territorio es invadido por los turcos con ayuda de príncipes tártaros, siendo hasta 1783, en su último período de casi 350 años, controlado por el Khanato de Crimea de origen tártaro y musulmán, descendientes de la mítica Horda de Oro….

Ir a la página

.


CRIMEA. Lugares de interés

.

Esta es la última de las cuatro páginas sobre Crimea. Como verás es bastante más larga que las de días anteriores (está dividida en dos) pero a la vez la que contiene más datos de interés y una valoración más personal. He intentado describir en lo posible la ruta que seguí en su día, quedado algunos lugares fuera de este relato. Ha supuesto menor esfuerzo del que pensaba pues al poco de empezar me di cuenta que el primer beneficiado era yo mismo al poder recordar de nuevo imágenes y anécdotas casi olvidadas en el tiempo…  (Sigue leyendo)   

.

.

Lugares de interés a visitar

.

Simferopol    (Симферополь)

Bakhchisarai    (Бахчисарай)

Chufut-Kalé    (Чуфут-Кале)

Sevastopol    (Севастополь)

Khersones    (Херсонес)

Fiolent    (Фиолент)

Balaklava    (Балаклава)

Foros    (Форoc)

Katsiveli    (Кацівелі)

Alupka    (Алупка)

Ai-Petri    (Ай-Петри)

Gaspra    (Гаспра)

Yalta    (Ялта)

Massandra    (Масcандра)

Nikita    (Никита)

Gurzuf    (Гурзуф)

Alushta    (Алушта)

Novyi Svet    (НовыйСвет)

Sudak    (Судак)

Koktebel    (Коктевель)

Feodosia    (Феодосия)

.

.

 


CHERNOBYL. XXV años nos contemplan

Desde lo alto de su sarcófago, veinticinco años nos contemplan.

 Recuerdo la primera vez que pregunté a Kira por Chernobyl. Quería que me relatase aquellos fatídicos días y como se vivieron en su ciudad, Kiev. “Nadie sabía nada incluso días después de la catástrofe”, me dijo haciendo acopio de los recuerdos que una chica de por entonces 19 años podía tener de aquellos días. “Un amigo de mi padre trabajaba en La Central. …Murió de radiación meses después”, seguía recordando, a la vez que puntualizaba que casi todo el mundo en Kiev tiene algún familiar o conocido afectado por la tragedia. Durante días casi nadie supo nada de lo ocurrido a tan solo 90 Km. “…Piensa; era la época soviética donde el hermetismo y la falta de información seguía siendo el arma principal del gobierno”.

La mañana del 29, tres días después del accidente nuclear Kiev amaneció con una imagen turbadora. Un escenario inquietante. A sus calles les faltaba algo. Como puede ser?, se preguntaban todos. …Qué está sucediendo?. Donde están?. …Dónde demonios están los autobuses?.

Este fue el principio de una cadena de rumores y noticias que llegaban con cuentagotas. Alguien hablaba de gente …que decían, …que le habían dicho… El boca a boca es lo único que funcionaba con todas las limitaciones que tiene este medio. Al contrario, la radio y la televisión seguían sus guiones rutinarios sin apartarse un milímetro de lo cotidiano. Los rumores continuaban: “Alguien ha visto esta madrugada a cientos de autobuses en fila salir de la ciudad en dirección norte” . Poco después todas estas preguntas tenían respuesta al saber que semejante éxodo se producía para poder evacuar Pripyat la entonces ciudad-dormitorio de la central nuclear, con más de 40.000 habitantes, hoy convertida en ciudad-fantasma.

 Incluso días después, el desfile del 1 de Mayo se intentó llevar a cabo con normalidad, insistiendo y animando a los ciudadanos para echarse a las calles y celebrarlo de manera multitudinaria. Pero si unos días antes faltaban los autobuses de las calles, ahora eran los políticos de alto rango los que faltaban de sus palcos. Ni están ni se les espera. Para entonces todo cobraba forma y la preocupación y el horror se adueñaban de la capital de ucraniana que se encuentra a menos de 100 km al sur de la explosión. La fortuna quiso que el viento soplase esos días dirección norte y los kievitas se vieran liberados de décadas de enfermedades y malformaciones. Pero en su lugar pagaron miles de desdichados bielorusos, ajenos en aquel momento de ser los trágicos ganadores de tan macabra lotería.

Ciudad Fantasma

Pripyat, ciudad fantasma. -Foto: WebUrbanist

 Para saber más de lo sucedido hace veinticinco años, a continuación  puedes leer un extracto de  los relatos publicados por Elena Filatova con su expreso consentimiento. Aconsejo visitar su expléndida página a través de los vínculos incluidos al final de este artículo, y participar de sus impresiones y de las numerosas imágenes y conexiones que  acompañan su relato:

     Extracto de los relatos publicados por Elena Filatova

 


De visita en Kiev

Por fin le hice frente al temido invierno de estas latitudes y me decidí a visitar de nuevo la maravillosa ciudad de  Kiev  y mi círculo de  amigos que con el tiempo y sucesivas visitas va aumentando.

En cuanto a lo del invierno, nada que ver con el del año pasado, que por estas fechas se desplomaba en ocasiones hasta los -27º.

Por ahora mas bien esto es como mi querido y suave invierno de Andalucía. Todos los dias en torno a +4º y -2º, y hoy por fin despues de una semana desde que llegué ha nevado, lo cual se agradece, pues viste de un tono mas claro a la ciudad.

Por aqui dicen que por encima de las nubes existe una cosa redonda y amarilla a la que llaman “Sol”. Pero por ahora sigue siendo para algunos una leyenda y para otros  como yo, dogma de fe. Lo curioso es que da igual que sean las nueve de la mañana, como las doce, o las tres de la tarde. Esto es como vivir dentro de una enorme fotografía, en la que nada cambia, Ni el tono de la neblina, ni la intensidad de la luz.

 

Memorial II Guerra Mundial

Memorial II Guerra Mundial

 

Esto me hace valorar la suerte que tengo en poder vivir en la zona de Europa que por segundo año consecutivo, segun Instituto de Meteorología, tiene el máximo de horas de sol al año.

Por otro lado para alguien como yo, romper con esa rutina es en parte sugerente, y nada mejor que una vacaciones en un sitio tan diferente para desconectar de todo.

…Pero sigo sin poder experimentar qué se siente intentando vivir con una media de -18º, aunque bien pensado, …tampoco me importa demasiado.

 Todo tiene su lado bueno


KIEV

Kiev, en ucraniano Kyiv, es la capital y mayor ciudad de Ucrania, así como del Óblast de Kiev, con una población de aproximadamente 2,7 millones de habitantes. Probablemente fue fundada en el siglo V por eslavos orientales.

 

 La leyenda de Kyi, Schek y Khoryv y también su hermana Lybid, que fundaron la ciudad de Kiev, cuya traducción es “Perteneciente a Kyi”.
 
086 - Ladya- Fundadores de Kiev
 
 

Durante los siglos VIII y IX, Kiev funcionó como un destacamento del imperio de los jázaros. En algún momento durante finales del siglo IX y principios del X, la ciudad cae bajo el dominio de los varegos y se convierte en el núcleo político de la Rus. Hasta 1169, Kiev fue la capital del mas importante de los estados eslavos orientales, conocida como la Rus de Kiev.

.