Vivimos bajo un mismo cielo aunque divisemos distintos horizontes

CRIMEA – Todos los escenarios posibles

.

“Sí” rotundo de los ciudadanos de Crimea

en referéndum a la anexión a Rusia este domingo.

.

  • ¿Es ilegal el referéndum? Expertos en Derecho Internacional opinan que sí.

  • Sin embargo, tendrá consecuencias, tanto si Rusia decide anexionarse Crimea (un proceso que tardaría en consolidarse años), como si no se produce la anexión.

  • Rusia podría rechazar la anexión y podría abrirse un periodo de negociación entre Ucrania y Crimea con supervisión internacional.

  • ¿Pueden tomar medidas las potencias occidentales de forma unilateral contra Rusia? Sí, a través de las conocidas como ‘sanciones de tipo inteligente’.

.

Crimea - Elecciones propaganda rusa

.

La república de Crimea (mar Negro), que hace unos días ya se proclamó independiente de Ucrania, ha celebrado este domingo un controvertido referéndum que le permitiría consumar la ansiada reunificación con la madre patria: Rusia. Algo que necesitaría de una aprobación posterior por parte rusa… Y esto no está tan claro como parece. ¿Puede apoyar Rusia el referéndum de Crimea y luego decir no a la anexión? Expertos en Derecho Internacional consultados por 20minutos coinciden en que sería la mejor solución posible al actual conflicto. De hecho, apuntan, a Putin no le convendría seguir adelante con la anexión ya que esto tensaría demasiado la cuerda y desembocaría en un enfrentamiento con Occidente que el mandatario ruso no desea.

Las autoridades separatistas y prorrusas crimeas han llegado a este domingo con todo atado y bien atado para que la mayoría de los participantes en la consulta respondiesen positivamente a la gran pregunta: “¿Está usted a favor de la reunificación de Crimea con Rusia como sujeto de la Federación Rusa?”. La otra pregunta (han podido elegir entre una y otra) era si “¿está usted a favor de restablecer la Constitución de 1992 y el estatus de Crimea como parte de Ucrania previsto en ella?”.

Volver a ser parte de Rusia es el gran deseo de la población prorrusa, mayoritaria en esta península ucraniana. La pregunta clave y la única que importa era y es, por lo tanto, la primera. Será sobre la que giren los acontecimientos inmediatos a esta consulta.

ESCENARIOS TRAS EL REFERÉNDUM

Crimea ‘independiente’ a la espera de Rusia

Aunque sea por un breve plazo de tiempo y hasta que Rusia decida si quiere o no anexionarse Crimea, nada más se confirme la victoria de la opción rusa en el plebiscito este domingo, Crimea se considerará una república independiente, democrática, secular y multinacional, que incluirá el territorio de Sebastopol (dependiente administrativamente de Kiev y que se ha declarado sujeto federal de Rusia de manera unilateral) que acoge la base de la Flota rusa del mar Negro. A la vez, las autoridades crimeas se dirigirán seguidamente a la Duma, el Senado y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, para que acepten en su seno a Crimea, donde los rusos son mayoría desde mediados del siglo XIX.

Para justificar la independencia (ya autoproclamada), las autoridades crimeas han aludido al precedente de Kosovo, que proclamó su independencia de Serbia en febrero de 2008 a pesar de las protestas de Belgrado, paso que ha sido reconocido ya por países. “La declaración unilateral de la independencia de una parte de un Estado no viola las normas del derecho internacional”, reza la declaración que cita al tribunal internacional de la ONU de julio de 2010.

Los expertos consultados califican de “hipócrita” esta comparación. La situación en Kosovo era muy diferente a la de Crimea. “Allí se podía hablar de conflicto bélico y genocidio y nada de eso ocurre en Crimea”, aclaran estas fuentes.

 

¿Cuándo decidirá Rusia?

Para que la anexión comience a ser efectiva, necesita “obligatoriamente la aprobación y aceptación, refrendándolo con leyes a través de las instituciones competentes”. Esto podría comenzar el 21 de marzo, según ha dejado entrever Moscú en los últimos días.

¿Aceptará Rusia anexionarse Crimea? No está tan claro, pese a que ha sido el gran promotor de la consulta a nivel internacional. “A Putin le interesaba el ‘sí’ en el referéndum, no la anexión”, indican los expertos.

Si Rusia se anexiona Crimea…

“Realmente esto lleva más tiempo, la anexión de Crimea podría tardar semanas o meses y la consolidación total del proceso, años ”, cuentan las fuentes consultadas que , aseguran, “en el mejor de los casos, todo el proceso de dependencia político-administrativa llevaría no menos de dos o tres meses”, pese a que Vladimir Konstantinov, presidente del Parlamento crimeo, dijo que podrían empezar a preparar una nueva Constitución en dos semanas.

Rusia tendría que aprobar a través de leyes esta anexión, algo que comenzaría esta semana próxima, según indicaba este domingo el presidente de la Duma (o Cámara Baja del Parlamento ruso), Sergei Narishkin.

¿Sería reconocida la anexión a nivel internacional? “No quedaría más remedio. El Principio de Efectividad reconoce como válido lo que se asienta como realidad si lo es de forma pacífica, aunque sea a partir de un referéndum ilegal como es el caso de Crimea”, subrayan los expertos.

Si Rusia decide no anexionarse Crimea…

Es la opción más probable para los expertos. Para Rusia, anexionarse Crimea tendríaconsecuencias negativas en su maltrechas relaciones con Occidente (con EE UU y la UE). Los costes políticos y económicos y la amenaza de quedar aislado en el G-8 y la ONU sería un precio demasiado elevado. De hecho, Rusia insiste a los crimeos que confíen en la anexión ante los crecientes rumores que apuntan a que Putin prefiere no hacerlo.

Que gane el ‘sí’ y Crimea no se anexione permitiría a Putin mantener su estrategia en la península durante un largo plazo de tiempo, ya que Crimea se encontraría en una situación compleja: debería seguir negociando con Kiev y estas negociaciones se podrían alargar años. Este periodo podría provocar nuevas tensiones, parecidas a las actuales y sería la excusa perfecta para que Putin mantuviese las tropas en territorio crimeo.

Sin embargo, dentro de estas negociaciones entraría una eventual reforma constitucional en Ucrania que podría ser negociada entre las autoridades de Kiev y las de Crimea, con otros actores como intermediarios. Estados Unidos, la UE y la propia Rusia podrían formar parte de dichas negociaciones, que se alargarían en el tiempo, pero “seguramente desembocarían en una Carta Magna ucraniana que contemplase una mayor autonomía de Crimea”.

Algo similar al supuesto que contemplaba la segunda pregunta del referéndum, la vuelta a laConstitución de 1992, que supondría la independencia de facto de Crimea, pero continuaría siendo parte de Ucrania. Dicha Carta Magna fue adoptada en 1992 tras la desaparición de la URSS e inmediatamente derogada por las autoridades de Ucrania. El Ejecutivo de Crimea sí obtendría con este paraguas legal la posibilidad de actuar de forma autónoma, con mayores poderes ejecutivos (para tomar decisiones sobre la secesión, por ejemplo) y mayor independencia para cerrar tratados comerciales con otras naciones.

¿Significaría esto que Crimea quedaría en un limbo legal por haber celebrado el referéndum? No, pero “sí habría un problema de gobernabilidad al seguir sometida a Ucrania y mientras negocia con ésta”.

LEGALIDAD DEL REFERÉNDUM

“Referéndum claramente ilegal”

Ucrania dice que la consulta es inconstitucional y potencias occidentales como EE UU, Alemania o Francia que es “ilegal e ilegítima”. No reconocerán el resultado, algo que sólo hará Rusia. Ucrania se apoya en el artículo 3 de su Constitución  y en que para ser válido habrían de votar todos los ucranianos, pero Rusia va más allá y asegura que, además, dicha Constitución ha quedado ‘invalidada’ con la caída de Yanukovich (depuesto presidente de Ucrania) y la llegada al Ejecutivo de Kiev de los que Moscú tilda de “radicales”.

Crimea se apoya en la misma teoría que Rusia y en el ejemplo anteriormente citado de Kosovo.

“Todo esto es una falacia y una hipocresía ya que el referéndum es claramente ilegal y nada limpio”, aseguran los expertos que argumentan que “se realiza promovido por una potencia externa (Rusia), incumple el Principio de No Intervención y no se realiza con total ejercicio de libertades individuales al existir amenazas y coacciones por parte de autoridades crimeas y rusas a la población no favorable a sus intereses”.

“Putin no puede hablar de legalidad porque el primero que se está saltando la legalidad es él”, prosiguen.

Aunque también indican que el referéndum en sí “no es la clave del conflicto, ya que sin él, Crimea también podría acabar convirtiéndose en un ente independiente, de hecho muchas naciones han nacido así a lo largo de la historia”.

AMENAZA DE SANCIONES A RUSIA

¿Cómo se efectuarían las sanciones a Rusia que contempla EE UU o la UE?

Tanto EE UU como miembros de la UE han repetido en diferentes ocasiones que la defensa de un referéndum de este tipo y los movimientos militares en Crimea acarrearán sanciones a Rusia.

“Estaríamos hablando de sanciones de ‘tipo inteligente’ (relativamente recientes y puestas en prácticas desde los atentados del 11-S)”, explican los expertos.

Este tipo de sanciones se realizan sobre personas y no sobre países como ocurría en el pasado. Inciden sobre dos ámbitos. El económico y el de movimiento de personas. Las económicas se refieren a la expropiación y congelación de cuentas, por ejemplo. Las de movimiento son aquellas que acaban en retiradas de visados y imposibilidad de viajar a una u otra nación.

Lo normal es que se tratasen estas sanciones a través del Consejo de Seguridad de la ONU apoyada en una comisión de expertos que elaboraría la lista de personas a sancionar, “pero al tener Rusia derecho a veto, podría ocurrir que EE UU opte por sanciones de ‘tipo inteligente’ unilaterales”. Si se adoptan este tipo de sanciones de forma unilateral, sólo serán aplicables en el territorio de la nación que las imponga.

¿Europa optará por esta fórmula? “Es más difícil porque este tipo de sanciones no dejan de tener lagunas jurídicas, como que el sancionado no tenga opción a comparecer ante un tribunal que corrobore dichas sanciones, y Europa es algo más respetuosa con el Derecho Internacional que EE UU”, indican. “En el caso europeo se necesitaría un gran acuerdo de naciones, a través de organismos de la UE, ya que es más difícil que cualquier país opte por sancionar a rusos por su cuenta”. “La UE es más de realizar sanciones de movimiento que económicas en estos casos y EE UU puede optar por ambos tipos”, concluyen.

.

Artículo escrito por Mario Serrano  (@tinoserrano)   y publicado en 20minutos.es  el 16.03.2014

.

Es opcional incluir correo, nombre o web

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s