Vivimos bajo un mismo cielo aunque divisemos distintos horizontes

KIEV. El crudo y resbaladizo invierno. » Lavra

Lavra

Los comentarios están cerrados.